martes, 8 de marzo de 2016

La CONSTITUCIÓN del 49... y las INUNDACIONES






«Sin nosotros no somos nada»
Horacio Gonzalez



Vengo de temores compartidos por todos los que me rodean, la angustia a que nos van llevando las fábricas que cierran, los despidos, el ataque a la salud, a la vivienda, al trabajo. La violencia desatada me afecta, afecta a mis amigos, mis conocidos, la familia. No por conocido el modelo de la derecha, liberal, neoliberal, o como se llame, deja de producir espanto. Sabemos que solo cierra con muerte, eso ya ha comenzado.

Los rotos pedazos en que se transforma nuestra patria, nuestra realidad, me llevan al papel en blanco, quiero marcarlo, buscar una respuesta a tanto proyecto de muerte, a los rostros cansados de la calle, el café, el mercado, con sus surcos de desesperanza, donde el futuro se vuelve una temida certidumbre.

Ocurre una respuesta, ver de donde venimos, de los momentos en que fuimos “nosotros”, en las asambleas barriales, las manifestaciones, las marchas, las reuniones, el encuentro en las plazas, los parques, la calle, ahí donde compartíamos nuestra desazón, nuestros pesares con otros que eramos nosotros,

Enciende una luz lejos, como una pregunta

¿de nuevo sin dirigentes?

¿de nuevo que se vayan todos?

¿de nuevo a reconstruir como si nada tuviésemos?

¿un volver a empezar infinito?

Y la insoportable estupidez de las declaraciones “hay que dar tiempo al nuevo gobierno”, “queremos que al gobierno le vaya bien por el bien de todos”.

¿Cuándo entramos en esta ceguera? ¿cuaádo nos volvimos meros repetidores de estúpidas frases hechas?

Porque se, porque sabemos, que si al gobierno le va bien el modelo de país chico, sin esperanzas de patria, habrá triunfado.

Entonces lo menos que puedo pedir es que supuestos amigos, no nos ofendan, que ya sabemos que con este modelo eliminaron al Originario, que con él mataron a la peonada en la Patagonia, que la Semana Trágica la comandaron ellos, que bombardearon Plaza de Mayo, que desaparecieron un país, y porque sé, porque sabemos todos aunque todavía no lo aceptemos, que son los mismos a quienes habita un monstruoso código genético, que no dudarán en volver a sus orígenes para aplicarlo una vez más.

Nosotros sabemos esto, algunos representantes parecen intuirlo, ¿o lo saben?

Ante la duda les decimos: Sepan que las campanas ya están tocando, que tocan a muerto y que a nosotros nos toca cambiar la triste letanía para que redoblen por la patria liberada.

Una patria que sabe que hay otra forma, otro modelo, que supo armarse con los mejores pensadores que hemos tenido, que sabían anclar cada una de sus propuestas en una realidad que pretendía el respeto por otro desarrollo armónico para la patria, que se imaginaba constituida con el trabajo, la salud, la vivienda, los recursos en función de todos y que en esa Constitución expresaba en uno de sus más bellos párrafos...


    «La propiedad privada tiene una función social y, en consecuencia, estará sometida a las obligaciones que establezca la ley con fines de bien común. Incumbe al Estado fiscalizar la distribución y la utilización del campo o intervenir con el objeto de desarrollar e incrementar su rendimiento en interés de la comunidad... »


Veamos el anclaje en un campo que nos es común en éste blog, cómo es de aplicable la Constitución de 1949: LAS INUNDACIONES en la  Cuenca del RIO LUJAN.

DENTRO DE ESTE MARCO, VEREMOS LA APLICACION DESPIADADA DE LA PROPIEDAD PRIVADA SIN LIMITE LEGAL ALGUNO QUE SE APLICA EN LA CUENCA.

Veremos una vez más como esa propiedad sin límite alguno ocupa la cuenca, elimina los humedales, aumentas los caudales, estrangula el río.


Viajaremos río abajo...



Asi se construye la nueva geografia (IMAGEN 1), producto de la propiedad privada sin limite alguno, modificando cauces de millones de años, pretendiendo que este supuesto “progreso”, no va a alterar las condiciones de vida de cientos de miles de personas, negado esto por las recurrente y mayores inundaciones que se reiteran cada vez con mayor frecuencia.

SUIPACHA: los campos bajos de la zona (¿humedales?) se han corregido lo suficiente, como para hacerlos aptos para sembradíos, soja entre otros, para lograrlo la solución fue sencilla, drenar estos campos hacia el río, aumentar la escorrentía hacia el mismo, resultando un inesperado caudal de aporte que eleva el nivel de las aguas rápidamente e inunda aguas abajo. (IMAGEN 2)

LUJÁN: resultado de los trabajos mencionados suceden los aumentos de escorrentía y el consiguiente incremento del nivel de las aguas la Basílica y la ciudad de Luján se verán inundadas con mayor frecuencia respecto a situaciones históricas. (IMAGEN 3)

PILAR – ESCOBAR: la ocupación del cauce de inundaciones, como se indica, por clubes privados, countries, campos de golf, barrios privados y que tan bien graficará un chico mostrando el “alteo” de 5 metros, para las “casitas” del barrio privado, incrementa el nivel de las aguas y la inundación de barrios aledaños en la otra margen del río con su carga de despojo, destrucción y muerte. (IMAGEN 4)

TIGRE: el delta lo hemos visto en otra nota de este blog: “LA LEY DEL EMBUDO AL REVÉS”.

Nos ubica en el despropósito no solo de incrementar escorrentía y caudales aguas arriba, sino reducir el ancho de la cuenca y por fin estrangular, el paso de las aguas en el delta de volcamiento al estuario.

Vaya este pequeño ejemplo, resultado de una planificación privada sin límite alguno, que arriesga la vida, el ambiente, los bienes, el trabajo de tantos miles, para saber que no será posible una nueva vida hasta que no pongamos en práctica el modelo de desarrollo indicado sabiamente en la Constitución de 1949.


Adolfo Andrés Rossi
arquitecto



notas relacionadas...

La CONSTITUCIÓN del 49... y la Venta de la CABA

La CONSTITUCIÓN del 49... y la Venta de la CABA (parte II)

LOS VOTOS Y SUS CIRCUNSTANCIAS





(IMAGEN 1)


(IMAGEN 2)


(IMAGEN 3)


(IMAGEN 4)


LOS PUNTOS ROJOS INDICAN EL TERRITORIO APROPIADO EN FORMA ILEGAL A LO LARGO DE LA CUENCA



LEA TAMBIÉN...


LA VENECIA TRUCHA EN EL TIGRE


AMARRAS de GUALEGUAYCHÚ o HUMEDALES


LA LEY DEL EMBUDO AL REVÉS


INUNDACIONES Y PARTICIPACIÓN POPULAR


QUIEREN MATAR A LAGUNA ROCHA


HUMEDALES O PRODUCTIVISMO NEOLIBERAL


INUNDACIONES ACÁ Y ALLÁ






☼ 
Parte I, para intentar comprender por qué debemos planificar nosotros, en la búsqueda de afianzar un modelo de desarrollo independiente, y no dejar que otros nos planifiquen.



La saga continúa. Partimos con la Constitución de 1949 (como ordenamiento jurídico de una patria justa, libre y soberana), y llegamos a la Argentina del siglo XXI, a pasos del precipicio neoliberal, expuestos a ser devorados por Buitres de afuera y de adentro.



Hoy seguimos inundados...





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...