sábado, 25 de marzo de 2017

LA BOCA: SIGNIFICANTES VACÍOS





El gobierno conoce las bondades de la POSVERDAD, y la practica a diario. Es una nueva manera de llamar a la vieja y nunca abandonada MENTIRA. Como el "Sí se puede", que le robaron a Barack Obama, los cráneos de Cambiemos son apasionados fanáticos del neologismo “post-truth” que han elegido para intentar gobernar a como dé lugar. Caiga quien caiga.

La POSVERDAD es definida como “lo relativo a las circunstancias en las que los hechos objetivos influyen menos a la hora de modelar la opinión pública que los llamamientos a la emoción y a la creencia personal”.

Es la técnica que Durán Barba le insufla al Presidente y sus acólitos. Con un mundo capitalista desprovisto de escrúpulos, hay cada vez más pobres y menos ricos (pero muy ricos). La corriente de resentimiento económico desatada, permite "exaltar" las emociones sobre temas como la inmigración, los jóvenes, la militancia, los docentes, y sembrar la duda sobre los dirigentes políticos y la política. Otro ingrediente clave en la cultura de la POSVERDAD han sido las redes sociales. Y por supuestos los medios hegemónicos que controlan a los jueces y gobernantes neolibeales.

Megadevaluación, Despidos, Tarifazos, Pobreza, Cierres de fábricas y Pymes, Inflación descontrolada, Fuga de Divisas escandalosa, Docentes pauperizados, Jubilados condenados al escarnio... TODO ES CULPA DE LA YEGUA.  Así funciona La POSVERDAD.




Desde 2007, Macri y Vidal, primero, y ahora Rodríguez Larreta, hacen y deshacen a su antojo en cada rincón de la CABA, donde se pueda generar un negocio.

Ahora, el gobierno trabaja reparando el puente viejo de La Boca, el Puente Transbordador, para su reinauguración en el mes de mayo, pero abandonó el nuevo, el Puente Nicolás Avellaneda, que fue recuperado por el anterior gobierno, y fue gracias a esa gestión que comenzó la obra y recuperación del viejo e histórico puente.

    Hay distintas visiones del PATRIMONIO. Pero hay dos fundamentales. Para nosotros, el PATRIMONIO es una construcción social siempre desde el presente, pero no lo entienden así desde el gobierno. El puente nuevo esta cargado de los intangibles de la cotidianeidad, pero los cráneos de Cambiemos piensan en la mercadotecnia electoral, la propaganda. Por eso quieren reinaugurar el puente viejo como una postal pintoresca de La Boca, pero como significante vacío, sin contacto con las necesidades del pueblo, sin un plan estratégico de desarrollo turístico productivo ribereño como el que proponemos, nuestro PROYECTO VIVO.

Hoy, vemos cuáles son los verdaderos intereses. Desplazar a los sectores más humildes de la población fuera de la CABA. Para ello utilizan la lenta GENTRIFICACION.

Y si no alcanza, se incendian conventillos, pero que parezca un accidente.

Se intenta olvidar y destruir el nuevo puente, dejarlo abandonado a su suerte, mientras muestran fotos marketineras del Puente Transbordador recuperado, proximamente. Ambos son importantes. Pero debemos exigir que no abandonen el nuevo Puente Nicolás Avellaneda, ya que es funcional para que cruce cotidianamente mucha gente, y también está obra recuperada dio trabajo a familias de ambas orillas. Así se  demostró que la recuperación del Riachuelo puede hacerse con inclusión social, sumado a la actividad cultural que desarrolla al servicio de la gente, a la que no le llega ninguna política cultural oficial. Reclamemos por este puente. También, apoyemos el reclamo de sus trabajadores.

Los supuestos expertos, fundaciones y Oeneges preocupadas por el patrimonio, sólo piensan en hacer negocios, o al menos, no quedarse afuera, y recibir algunas miguitas. No les importa la navegación que está prohibida hace 6 años, ni la historia de La Boca, el trabajo, los barcos, los obreros, la producción, y BARRACA PEÑA, un verdadero casco o centro historico único de esta ciudad.




Sólo se ve que los conventillos deben ser destruidos o incendiados, olvidados, inventar dueños para luego desalojar a la poblacion local. La Boca se transforma en una escenografia de 4 cuadras, en Caminito para un turismo que hoy ve que esta destruida también esa zona. Es un proceso que hizo el PRO, sumado a que con alegria se apoyó desde todo el arco politico, cosas como el DISTRITO DE LAS ARTES, votado para estos fines de saqueo de las riberas con marketing artístico inventado, para este diseño de destruir la memoria, de destruir a Quinquela Martin y su legado, de hacer desparecer los barcos o la posibilidad de transporte multimodal o navegabilidad por el Riachuelo dentro de un proyecto integral para todos.

Para esta intelligentzia patrimonialista, el nuevo Puente Nicolás Avellaneda nunca sirvió como parametro patrimonial, y si lo usan los sectores más humildes para cruzar de un lado al otro del Riachuelo, menos. Además, trabajan familias de ambas orillas que pelearon por ello y que fueron escuchados y contratados. Pero ya sabemos qué piensa el gobierno respecto del cierre de fábricas, comercios, talleres, pymes y fuentes de trabajo diversas.

    Ellos quieren extender Puerto Madero hacia el sur, y maduran un nuevo código que les permita el arribo de nuevos Piratas a las costas del Riachuelo.





El Puente Nicolás Avellaneda ("Nuevo"), cruza el Río Matanza-Riachuelo, y une el barrio de La Boca, en el sur de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, con la Isla Maciel, en el Municipio de Avellaneda. Su viaducto forma parte de la Ruta Nacional A001. Fue Inaugurado el 5 de octubre de 1940, a escasos metros del antiguo Puente Transbordador ("Viejo") con el que comparte nombre, su construcción fue una de las primeras obras del mundo en acero y cemento.

Tiene un largo aproximado de 1.650 metros, desde su acceso en la avenida Sargento Ponce, en Dock Sud, hasta la avenida Almirante Brown (esquina calle Pinzón), en el barrio porteño de La Boca. Originalmente el acceso por la calle Pinzón pretendió ser provisorio, estando en el proyecto original la voluntad de hacer una extensión hasta la calle Wenceslao Villafañe.

Para el cálculo de la luz libre que debía tener el Puente Nicolás Avellaneda, se realizó un censo con las embarcaciones que pasaron en el cruce a construir en noviembre de 1933. La cantidad de embarcaciones con altura menor de 20 m fue de 14.160, y con altura mayor 300. Así se decidió que el gálibo debía ser de 21 m sobre el nivel de las aguas medias, es decir 23,9 m con respecto a la cota cero del Riachuelo.


    ►Lamentablemente, desde hace 6 años, la navegación está prohibida en el Río Matanzas-Riachuelo: el juez federal de Quilmes, Luís Armella, en su fallo JNQ 28.03.2011 prohibió la navegación en el Riachuelo y condenó a los sectores del trabajo, la producción, el turismo... al fracaso y la desocupación.


    ►Se hizo muy poco para la población, y muy buenos negocios para unos pocos. Luego de tantos años, los barcos no aparecen. Y el juez corrupto no llegó al juicio político. Sigue en funciones y le seguimos pagando el sueldo.


El Puente Nicolás Avellaneda es una de las principales vías de tránsito entre Avellaneda y la CABA, sobre todo cuando el Nuevo Puente Pueyrredón sufre cortes. También cuenta con pasarelas habilitadas para la circulación de peatones, a las cuales se accede desde dos edificios (uno en cada ribera), donde se instalaron oficinas y viviendas de los técnicos de la Dirección Nacional de Vialidad. Tambien funciona el Centro Cultural "El Puente"





LEA TAMBIÉN...


MACRI  Y  LA  GENTRIFICACION.

VILLA 31: LA FARSA DE LA URBANIZACIÓN

EL MERCADO VIENE POR LA BOCA

MACRI:  DISTRITO  DE  LAS  ARTES  Y  POBREZA

CASA AMARILLA: ESE OSCURO OBJETO DE DESEO

DEVUELVAN COSTA SALGUERO

PUERTO MADERO

¡FUERA POBRES! (300 FAMILIAS DESALOJADAS EN LA BOCA)

DESALOJOS y REPRESIÓN EN LA BOCA

FUEGO EN EL CONVENTILLO, INCENDIO EN LA BOCA

LA USINA DE LAS ARTES y LA EXCLUSIÓN SOCIAL










No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...