ACTUALIZACIÓN

HOY ACTUALIZAMOS LA NOTA SOBRE EL POLÈMICO SOTERRAMIENTO DEL FERROCARRIL SARMIENTO: «LA GRAN ESTAFA DEL SOTERRAMIENTO»

martes, 12 de septiembre de 2017

EL AGUA DE ARRIBA, EL AGUA DE ABAJO





Ocho millones de hectáreas inundadas en Buenos Aires, quienes colaboran con las inundaciones ahora piden ayuda del Estado. Los responsables de tan enorme desastre dicen que faltan obras de infraestructura...

◄ No dicen que la deforestación, para el cultivo intensivo de soja, por ejemplo, ha impermeabilizado los suelos de la Argentina

◄ Omiten una realidad patética: los humedales han sido reemplazados por barrios cerrados y countries

◄ Miles de árboles, montes nativos y bosques, han sido destruidos para que los terrenos sean aptos para la producción agropecuaria


Todo el cóctel explosivo confirma que el modelo extractivista capitalista nos condena a la autodestrucción...




Un informe de CARBAP (Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa) encendió las alarmas a principios de septiembre. El texto indicaba que había más de 8 millones de hectáreas afectadas por las inundaciones, una situación que se agravó -y mucho- con las lluvias de este fin de semana, con pérdidas millonarias y pueblos aislados por la subida del agua.

El relevamiento advertía también que el 25 por ciento de la producción agrícola estaba en riesgo. Según indicó el presidente de CARBAP, Matías De Velazco, con las últimas lluvias la actividad ganadera también se vio resentida en un 26 por ciento y es “muy probable que haya una caída en la oferta”, lo cual redundaría en un aumento del precio de la carne en el corto plazo.

Con media provincia debajo del agua, el reclamo del sector agropecuario se centró en la necesidad de concretar obras hídricas de dimensiones para canalizar el agua estancada en la zona centro-norte bonaerense. “La única solución son las obras hídricas, que van a llevar a años y van a atravesar gobiernos, y que encima no pueden comenzar hasta que baje el agua”, dijo el presidente de CARBAP. En el corto plazo, De Velazco exigió al Gobierno nacional que “agilice la burocracia de la ayuda para productores que perdieron todo”.

Según estiman en esta entidad, las pérdidas alcanzan unos 1.500 millones de dólares y “ya no se puede hablar de cosecha récord”, puesto que la siembra de trigo y cebada está prácticamente frenada. “El modelo de producción no tiene nada que ver con esto, hay gente que cree que los suelos absorben menos que antes y no es así, no es verdad”, señaló De Velazco, al ser consultado sobre las críticas que empiezan a surgir por el estado de los suelos en la provincia luego de 25 años de utilización en base al modelo de siembra directa, agroquímicos y monocultivo, principalmente de soja.

Sin embargo, para el director del Instituto de Suelos del INTA, Miguel Ángel Taboada, el problema que atraviesa la provincia de Buenos Aires no es de lluvias, sino de suelos.




○ “Hubo años en que llovió lo mismo o más, como el 2001, y no tenías media provincia inundada”... 

○ “Esencialmente, lo que sucedió en los últimos 25 años fue que desaparecieron 8 millones de hectáreas de pasturas y 5 millones de hectáreas de bosque, que consumían muchísima agua por año”... 

○ “Esas 13 millones de hectáreas fueron destinadas principalmente al monocultivo de soja –que no tiene nada de malo en sí como cultivo-, que consume la mitad o menos de agua y hace que el suelo tenga menos absorción”, dijo Taboada a Página/12.




Con las napas cargadas hasta el límite y un suelo compactado por la falta de rotación de cultivos, un período de lluvias como el de los últimos meses redunda invariablemente en inundaciones. 

Sostiene Taboada: “Es una cuenta de almacenero: lo que antes se absorbía, más allá de que tengas lluvias por encima de la media, ahora queda en la superficie y se desliza hacia las zonas más bajas, que son las que están inundadas”. A esto se le suma la situación en las cuencas altas, en Córdoba y San Luis, donde hubo un feroz desmonte con fines agrícolas y urbanísticos, que generó corrientes más densas de agua y sedimentos hacia la llanura.

Para director de Suelos del INTA “todo el mundo está pidiendo desesperadamente canales, pero en seis años vamos a tener una sequía, y la provincia de Buenos Aires está llena de canales, que ayudan, pero no alcanzan". "Es un problema de usos de suelo”, insistió.

Para el ambientalista Franco Segesso, ex coordinador de Agricultura de Greenpeace, estamos en un "momento bisagra". "Que haya un 25 por ciento de pérdida de la producción agrícola tiene que hacerlos reflexionar. ¿Hacen más obra pública o replantean el modelo de producción? Esa es la pregunta. La situación es crítica y va a ser peor si se continúa de esta manera"

Segesso asoció el "cortoplacismo" por el nivel de "presencia de grandes empresas en el propio Gobierno: Leandro Sarquis, ministro de Agroindustria de la provincia de Buenos Aires, fue gerente general de Semillas de Monsanto". "Estamos con media provincia inundada y un ministro de Monsanto, claramente no es una buena ecuación", indicó.

Por último, reclamó "políticas públicas que apoyen a los productores agroecológicos". "Esa alternativa no existe para el Gobierno y cada vez se hace más difícil. No hay presupuesto para trabajar en otro modelo, ¿tienen miedo de encontrar otra forma de producir que sea más eficiente, más amigable con el ambiente pero no tan lucrativa para las empresas del sector?".


Fuente:
x Franco Spinetta




Pampa, soja, inundaciones, 30 millones y el futuro agrario
x Mempo Giardinelli

La gran mayoría de los argentinos –los casi 30 millones que no vivimos en la CABA y conurbano– solemos escuchar a los dirigentes (de todos los sectores, frentes y partidos) hablar de, y referirse a, “la Argentina” cuando en realidad hablan de la capital de la república o de algún barrio.

Esta apropiación generalizante y con pretensión representativista del gentilicio nacional es un asunto siempre negado o minimizado, y es presumible que llevará tiempo y un gran esfuerzo educativo corregir. Pero mencionarlo es un modo de revelar el problema, que tiene que ver con nuestra vida y se expresa ahora mismo, cuando el desastre ambiental que padece el país –y no interesa a los actuales gobernantes– deviene drama para esos 30 millones.

Y es que cuando las cada vez más furiosas lluvias y tormentas tropicales hacen estragos en toda la históricamente llamada pampa húmeda, y apacibles campos y ciudades se inundan por meses y dejan consecuencias socioeconómicas devastadoras, es necio no reconocer que esa realidad está vinculada a la apropiación y manipulación del gentilicio nacional. Porque es la gallina de los huevos de oro lo que está muriendo, y eso, que es catastrófico para todos los argentinos, sigue en manos de corporaciones y terratenientes soberbios e ignorantes que en las capitales hablan del “campo” y de la Argentina como si fuera igual para todos.

○ En las provincias de Santa Fe, Córdoba y Buenos Aires hay estudios que demuestran, por ejemplo, que las napas freáticas que históricamente estaban a un promedio de 10 metros bajo la superficie, ahora están a entre uno y dos metros promedio. Y subiendo temporada tras temporada.

Los regímenes de lluvias y tormentas costeras han cambiado dramáticamente frente a pasividades bien argentinas llamadas imprevisión, cero mantenimiento, modificaciones estúpidas como “ganarles terreno” a los ríos, y fundamental y principalmente la deforestación. Sobre todo este último factor, por la sencilla razón de que donde hay árboles y plantas el ecosistema equilibra el consumo sano de agua. Y donde no los hay sucede lo contrario: o se desertifica o por efecto palangana el agua se junta y produce inundaciones.

Mientras ellos y sus medios les echan la culpa a fenómenos como “El Niño” y al Océano Pacífico, las consecuencias están a la vista y son tremendas: en el último año comunidades pujantes como Rafaela, La Carlota o Pergamino –por citar ejemplos de las tres provincias históricamente graníferas– han sufrido inundaciones y daños sin remedio inmediato. Cuadros similares se repiten en cientos de pueblos y ciudades de Santiago del Estero, Chaco, Corrientes, Entre Ríos. Casi medio país (el 90 por ciento del agropecuariamente más productivo) está hoy en emergencia y, lo que es peor, sin perspectivas de cambio, sin planes ambientales de recuperación y para colmo en manos de cajetillas agrarios.

La causa de todo esto es variada, añosa y compleja, pero tiene un responsable principal que en las últimas dos décadas ha producido el más grande daño ambiental padecido jamás por nuestro país: el cultivo desenfrenado e irracional de la soja. Grano que engorda a la derecha neoliberal y a una oligarquía ciega que, desde la Sociedad Rural y otros grupos, tampoco se da cuenta de que está escupiendo su propio asado. Y tragedia que alcanza a la pequeña y mediana burguesía agraria entregada a sus dictados por sumisión o ignorancia.

Mientras seguimos sin escuchar autocríticas sobre el resultado electoral de 2015, de un lado, y del otro sólo vemos estúpidas alegrías, se profundiza esta grieta tremenda de la que casi no se habla: la Argentina está en emergencia gravísima en materia de tierras, de aguas, del llamado “campo” y de la supervivencia como nación. La ceguera contumaz de las dirigencias –de todos los sectores– sigue sin atender, ni entender, la cuestión central de un país cuyo inmenso territorio e histórica riqueza potencial está en punto de desastre.

Quizá estemos a tiempo todavía para recuperar el territorio con que la pródiga naturaleza privilegió a este país. Pero seguro no será posible sin una política agropecuaria estratégica y con sentido nacional, planificación seria y acuerdos patrióticos que razonadamente organicen la producción, el consumo y las exportaciones. Suele decir Pedro Peretti, ex dirigente de la FAA y máximo referente agropecuario de El Manifiesto Argentino: “No se puede gobernar sin una política agropecuaria propia, dejando que las grandes corporaciones y los megaproductores la ejecuten a su antojo en nombre del mercado”.

○ No hay otro camino que el que ningún sector político se atreve siquiera a mencionar: el indispensable, urgente y definitivo freno al maltrato de la tierra por parte de los propios terratenientes y de sus organizaciones gremiales por un lado, y por el otro la aplicación de una política impositiva fuerte que grave el latifundio y organice sistemas de producción que antepongan los intereses de la nación a los de las corporaciones de exportadores. Esto es, un nuevo modelo productivo que respete y proteja a las unidades agrarias según su tamaño y su capacidad de producir alimentos tanto para el consumo interno como para la exportación.

No discutir una política agraria en un país agrario que está en semejante emergencia, es, por lo menos, imbécil. Y ése es el gran triunfo cultural de la oligarquía terrateniente que, como ya se ha señalado en esta columna, se expresa en el silencio de los mentimedios, sus tinterillos y cacatúas que le marcan la agenda al presidente: el debate agrario no existe en la Argentina. Bien dice Peretti que “el gran logro político-cultural de la derecha argentina radica en que el uso y tenencia de la tierra, la sojización, el impuesto al latifundio, el sujeto agrario, las políticas públicas diferenciadas, la segmentación, las deforestaciones, las migraciones y etcéteras ni siquiera se nombran”.

Las declaraciones del ministro Buryaile en La Nación dejan en claro que este gobierno viene a concentrar la tierra aún más y no va a proteger a los chacareros ni va a frenar los desmontes. En su propia provincia, Formosa, avanzan desiertos donde hubo bosques de maderas preciosas, diversidad ambiental y comunidades originarias hoy tratadas como maldición.




NUESTRA OPINIÓN:

ASI ES COMO SE RESUELVEN LOS GRANDES PROBLEMAS...

En las últimas horas Monsanto, a través de su vocero oficial Barañao, anunciaría la solución final para el problema de la cuenca lechera, hoy inundada, al igual que varias provincias, producto, según detractores del actual modelo de producción, de la extraña combinación de...

○ DEFORESTACIÓN + SOJA + GLIFOSATO + MONSANTO

Burdas patrañas al decir del eminente científico Barañao...

Y frente a la acción despiadada de quienes sostienen que estos son los pilares de las actuales inundaciones, como trata de explicar vanamente el presente artículo de más arriba, estamos en condiciones de afirmar que:

Monsanto habría desarrollado vacas binorma, que pueden adaptarse a medios acuáticos, con branquias incluidas, el tema central a resolver ha sido el ordeñe de dichas mamíferas, aunque se está en vias de solución:

Escuadrones de buzos tácticos de la Gendarmeria proveerían al efecto, si bien las primeros ensayos no han sido exitosos, toda vez que la Gendarmeria, en acción con las vacas, produjo su desaparición forzada en forma inmediata y no su ordeñe.



○ LEA TAMBIÉN...


INUNDACIONES Y CEGUERA AGROPECUARIA


MM CONTRA EL HUMEDAL


VIENEN POR LOS BOSQUES, VIENEN POR NOSOTROS


LA VENECIA TRUCHA EN EL TIGRE


LA LEY DEL EMBUDO AL REVÉS


INUNDACIONES Y PARTICIPACIÓN POPULAR


QUIEREN MATAR A LAGUNA ROCHA


HUMEDALES O PRODUCTIVISMO NEOLIBERAL


INUNDACIONES ACÁ Y ALLÁ


La CONSTITUCIÓN del 49... y las INUNDACIONES


La CONSTITUCIÓN del 49... y la Venta de la CABA


La CONSTITUCIÓN del 49... y la Venta de la CABA (parte II)


LOS VOTOS Y SUS CIRCUNSTANCIAS


OTRO ROBO EN LA CABA: LA AGENCIA DE BIENES DEL ESTADO S.E.


¿POR QUÉ LA INUNDACIÓN?


AMARRAS de GUALEGUAYCHÚ o HUMEDALES









lunes, 11 de septiembre de 2017

OIDOS SORDOS





La gobernadora María Eugenia Vidal, y los alcaldes de Buenos Aires y de Lanús, Horacio Rodriguez Larreta y Nestor Grindetti, recorrieron la obra del PUENTE LACARRA, en avenida 27 de Febrero y arroyo Cildañez, y luego ofrecieron una conferencia de prensa: 

"Esta obra la esperan los vecinos de Lanús desde hace más de 40 años, llevará desarrollo y progreso a nuestro municipio y a toda la zona de Villa Jardín que junto al nuevo polo educativo, la casa del futuro, cloacas, luz led y pavimento nuevo estamos haciendo un verdadero cambio en el barrio", señaló Grindetti.

"Es un trabajo de equipo", señaló Rodríguez Larreta.

Fuera de las frases hechas para la foto, lo que no dijeron sendos intendentes es que se desoyó el clamor vecinal sobre el sitio de construcción del puente, porque tanto en las audiencias públicas (realizadas sólo en la CABA porque en Lanús no se hizo ninguna) como ante el juez Rodríguez se fundamentó el reclamo por las viviendas faltantes: son 500 viviendas que se pierden al diseñar la bajada en Lanús sobre los terrenos de la exFabricaciones Militares, donde se habían planeado viviendas populares.

Sin embargo, lamentablemente, las Audiencias Públicas son una farsa donde las 100 voces ciudadanas, en contra de un proyecto oficial, no modificaran la sonrisa del funcionario que dirá: "Todo muy bien, gracias por participar pero marche preso" ("de todos modos, haremos lo que nos propusimos"). Este cinismo confirma, patética, la frase del Dante: ...Lasciate ogni speranza, voi ch'entrate...
 

      ► VILLA JARDÍN: 463 viviendas con un total de 541 hogares encuestados y 687 núcleos. Aprox. 100 viviendas quedaron ausentes y se contabilizaron 8 rechazos.


A pesar de la medida judicial presentada por vecinos y organizaciones ambientalistas de Lanús, se iniciaron los trabajos para la obra que unirá la CABA con la Provincia de Buenos Aires, a través del distrito que gobierna Néstor Grindetti. Comenzaron a rellenar el Riachuelo y la colocación de las bases en el expredio de Fabricaciones Militares, en la denominada “Curva de SADOP”.

El recurso ante la Justicia tuvo por objetivo el freno a los trabajos hasta tanto se lleve adelante un estudio de impacto ambiental y se informe un plan de urbanización que contemple a los habitantes de la zona que deben ser relocalizados”. Sin embargo, desde el Municipio de Lanús desconocieron el pedido.





Las imágenes muestran la ubicación que "desde arriba" se decidió para la construcción del puente desoyendo la fundamentación vecinal que reclama la construcción de 500 viviendas en los terrenos de la exFabricaciones Militares (FM) que serán atravezados por la traza del puente... desde el Foro Hídrico de Lanús insistieron con su reclamo y sostienen que la creación de este viaducto “deja a Villa Jardín sin 500 viviendas” que debían construirse.




La ubicación original (100 metros al oeste de la definitiva) fue cambiada sin atender la medida cautelar (Cautelar VILLA JARDÍN, LANÚS: Puente sobre el Riachuelo) solicitada por los vecinos y asociaciones de Lanús.





x danimancux en Scribd







x danimancux en Scribd





LA MERCADOTECNIA ELECTORAL (MARKETING PRO) VALE MÁS QUE 500 VIVIENDAS QUE SE DEJAN DE CONSTRUIR...







LEA TAMBIÉN...


VILLA JARDÍN SE MOVILIZA X LA URBANIZACIÓN


PROYECTO PUENTE LANÚS - CABA


 AUDIENCIA NUEVO PUENTE CABA – LANUS – RIACHUELO (Nuestra Propuesta)








jueves, 7 de septiembre de 2017

CODIGOS A FAVOR DE LA PRIVATIZACIÓN DE LAS TIERRAS PÚBLICAS





    Los nuevos Códigos Urbanístico y de Edificación, propuestos por el gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, no deben ser impuestos, como se intenta hasta ahora, sino que deberán ser participativos, de modo de crear un fuerte acuerdo de los actores de la sociedad interesados en la materia y diversamente representados en asambleas barriales, profesionales consustanciados, comunas, asociaciones, consejos, colegios y casas de estudio. 

    Recordemos que durante años, las Audiencias Públicas han sido desoídas por el gobierno de la CABA. Y en numerosas oportunidades, la Legislatura porteña sanciona leyes a contramano de las necesidades ciudadanas. Solo la participación popular asegurará que la ciudad se transforme en un territorio democrático en lugar de un mercado de tierras e inmuebles para pocos...



«Los borradores de los Códigos Urbanístico y de Edificación, propuestos por el gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, tienen la virtud de querer actualizar los viejos códigos pero adolecen de falta de correspondencia, al implementar los principios que en ellos mismos se enuncian, así como los de las normas más generales que deben reglamentar (Artículo 27º de la Constitución CABA; Ley 2.930 "Plan Urbano Ambiental - PUA"; Ley 25.675 "Política Ambiental Nacional" y concurrentes).

»Se basan en los códigos vigentes que respondían a una visión consecuente con la racionalidad constructiva. Devienen, de un periodo donde se propició un aumento selectivo de la capacidad constructiva, algunas iniciativas para el desarrollo futuro de la ciudad, nuevos indicadores urbanos, con la factura de las cámaras y las profesiones afines.

»El planteo de los borradores de los códigos reincide pero con acentos diferentes: no plantea cambios territoriales sino que acentúa las falencias, introduce nuevos indicadores y mantiene a los anteriores selectivamente, incrementa la capacidad constructiva de modo excesivo, tal que parece constituirse, nuevamente, en una respuesta a las cámaras y profesionales del arte de la construcción y del aumento de la renta urbana, facilitando aún más, la privatización de las últimas tierras públicas –locales y nacionales-. El mayor fundamento, que mantiene la visión anterior de ambos códigos, se vincula principalmente con el origen burocrático y la existencia de una distribución de cargos políticos según el ámbito disciplinar consuetudinario.

»Ambos códigos ilusionan con sus objetivos, principios iniciales y criterios que, en nada coinciden con el desarrollo posterior. Una de las cuestiones planteadas es, por ejemplo, atender los aspectos inherentes a la prevención y protección ambiental y a la salubridad –que, se sobreentiende, serían en clave contemporánea-. Pero, a medida que se avanza en la lectura e interpretación de los capítulos de ambos códigos se desacredita la atención sobre lo “urbanístico” y las mejoras en la habitabilidad, en pos de obligaciones insustanciales y, en diversas disposiciones, se detecta un carácter regresivo.

»Cómo interpretar un “compromiso ambiental” enunciativo que debe ser obligatorio para toda nueva construcción sin comprometer al erario público, o atender la inadecuada inclusión de un programa de gobierno como un concepto técnico inapropiado para un código, tal como el de “ciudad verde”. Aún es más desubicado tergiversar términos que confunden y deslizan un sentido casi propagandístico –sin verdad técnica- como la “durabilidad”, que tiene un sentido ambiental importante, pero que solo atiende el significado de “resistente”, a la vez que se desestiman los de “reparabilidad” y “reciclabilidad” de los materiales que se utilizan en la construcción; años luz de la obligación indispensable de hacer evaluaciones de los “ciclos de vida” de los edificios y de las construcciones públicas. Además, tiene perlas, dice “diseño sustentable” en el código de edificación y no se trata en el urbanístico, ni tampoco se atiende la “construcción sostenible” o exprofeso se atenta contra la habitabilidad al detallar disposiciones para “iluminación natural” y nada para el “asoleamiento” de los locales de las viviendas».





«Quizás la mayor tropelía se cometa con el aumento de la capacidad constructiva ─corredores y precintos, e interiores de áreas urbanas─, el reforzamiento y ampliación del Área Central, acentuar el desequilibrio Norte Sur (contrario al Artículo 18º de la Constitución CABA), a la vez que se desatienden aspectos fundamentales como: las orientaciones del asoleamiento para cada habitación principal, el control del ruido de las autopistas, la falta de definición de las áreas inundables y de una cota preventiva por efecto del cambio climático, y la necesidad imperiosa por adoptar criterios solidarios para el mantenimiento del suelo absorbente natural ─en la totalidad de los pulmones de manzana─, la corresponsabilidad en la forestación y la falta de compromisos gubernamentales por actuar sin alentar la “isla de calor” al no propiciar la protección del adoquinado ─el mayor patrimonio legado por las generaciones anteriores─ que, impermeabilizado es el mayor enemigo del cambio climático ─por el uso de asfaltos derivados de los combustibles fósiles con el peor albedo─. Para reducir el efecto isla de calor ─presuntamente creciente por efectos globales─, se requieren, a nivel local, cambios sustanciales en la codificación que contribuyan con una mejor ventilación de la ciudad, una disminución de las altas densidades y de la altura de la construcción, además, del aumento cierto de las áreas verdes con superficie absorbente y forestadas.

»Ambos códigos, pero más aún el urbanístico, adolecen de dos aspectos recurrentes: el primero, solo tiene obligaciones para las construcciones privadas, sin aparecer las obligaciones públicas como las de dotación de infraestructura, servicios y equipamientos públicos proporcionales a la habilitación edilicia propiciada por el propio código ─por ejemplo: no se equiparan la distancia y los metros cuadrados de espacios verdes para la densidad edilicia/poblacional que se induce en la codificación en cada precinto─; el segundo, los nuevos códigos no atienden la articulación con los anteriores en relación a la disminución de las condiciones de habitabilidad de los edificios preexistentes, tal el caso de disminuir las ventilaciones y el asoleamiento de los edificios vecinos, lo cual no equipara las condiciones de habitabilidad.

»El proceso de exposición y recolección de inquietudes vecinales en las comunas, forzado por intervención judicial, no parece suficiente para contribuir con la ciudad como bien común, de modo que en ambos códigos se atiendan los aspectos de interfaz, tales como, las cuestiones urbano ambientales, de energía, meteorológicas, de compromiso gubernamental de aplicar estándares saludables, de percepción del medio urbano, paisajismo, de promover la rehabilitación sostenible de los inmuebles de más de 50 años. Ambos códigos son los instrumentos más efectivos para la mitigación del cambio climático, pero ello requiere sincerar y replantear el diseño de dichas normas.

»Los códigos propuestos carecen de fundamento, se desvinculan de los propios informes que realizaran los equipos técnicos del ejecutivo (2011-2015), y no tienen ni una proto – evaluación. Toda semejanza con una propuesta de formalismo inmobiliario para vender pero no para convivir, no parece casual».




Si queremos que los Códigos Urbanístico y de Edificación, propuestos por el gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, no perjudiquen la vida en comunidad, es necesario que la ciudadanía se movilice en las distintas instancias posibles para detener la especulación inmobiliaria y los negociados con el espacio público.  El simple diagnóstico no alcanza. Esta situación se enfrenta con: 


→ PLANEAMIENTO MULTIDISCIPLINARIO Y PARTICIPATIVO DE TODA LA SOCIEDAD.

→ OBTENCIÓN DE SALDO ORGANIZATIVO Y PROPOSITIVO

→ MÁS DEMOCRACIA PARTICIPATIVA, DE ABAJO HACIA ARRIBA






LEA TAMBIÉN...



RIACHUELO CORREDOR TURISTICO PRODUCTIVO RIBEREÑO






►LA BOCA: SIGNIFICANTES VACÍOS


►LO QUE EL NEOLIBERALISMO SE LLEVÓ


►COLOQUIOS Y REALIDADES










martes, 29 de agosto de 2017

INUNDACIONES Y CEGUERA AGROPECUARIA






Inundaciones a diestra y siniestra, pero los responsables de tan enorme desastre dicen que faltan obras de infraestructura...

No dicen que la deforestación, para el cultivo intensivo de soja, por ejemplo, ha impermeabilizado los suelos de la Argentina,

Omiten una realidad patética: los humedales han sido reemplazados por barrios cerrados y countries ,

Miles de árboles, montes nativos y bosques, han sido destruidos para que los terrenos sean aptos para la producción agropecuaria,

Todo el cóctel explosivo confirma que el modelo extractivista capitalista nos condena a la autodestrucción...




9► El mapa de las inundaciones: 8 millones de hectáreas afectadas y pérdidas millonarias en agricultura y ganadería

«El presidente de la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (Carbap), Matías de Velazco, aseguró que "el 60% de la ganadería está afectada por la inundación" en los campos bonaerenses y reclamó una reunión con la comisión de emergencia y desastre agropecuario para analizar el "preocupante" cuadro de situación del sector.

»La zona afectada es "prácticamente toda la cuenca del Río Salado, desde la desembocadura en la bahía Samborombón extendiéndose hasta zonas de La Pampa y sur de Córdoba, pasando por todo el oeste de Buenos Aires", alertaron desde Carbap...

«... La crítica situación de inundaciones que sufren vastas zonas productivas del centro del país no sólo es como consecuencia de las excesivas lluvias registradas en los últimos meses sino que es responsabilidad de décadas de desidia política y falta de obras hídricas que hubieran atenuado los terribles efectos que provocó el agua, con pérdidas millonarias incalculables", sostuvo en diálogo con Infobae el especialista en temas agropecuarios, Darío Guardado.

»La provincia de Buenos Aires ya decretó el estado de emergencia y/o desastre agropecuario por inundaciones para las explotaciones rurales de los partidos General Arenales, Lincoln, Daireaux, Guaminí, Bolívar, General Pinto, Hipólito Yrigoyen, General Villegas, Junín, Rivadavia y Pellegrini.

»El caso de Bolívar puede ser el más preocupante. Fernando Alzueta, presidente de la Sociedad Rural local, sumó un dato relevante que deja en evidencia el drama del sector: en los últimos 40 años tuvieron 16 inundaciones».






8► Científico del Inta halla un vínculo entre la soja y las inundaciones

El monte nativo absorbe 300 milímetros de agua por hora. Una pastura convencional (donde hay ganado) 100 milímetros. Y un campo con soja apenas 30 milímetros por hora. Una investigación del INTA explica que el cambio del uso del suelo es un factor fundamental para explicar por qué las inundaciones son cada vez más continuas y graves. 

“No estamos de acuerdo en que los excesos hídricos se deban a la falta de obras ni al exceso de lluvias, si no más bien a cuestiones asociadas al proceso de minería que sufre la agricultura y a la agriculturización de las últimas dos décadas principalmente”, afirma Nicolás Bertram, investigador del INTA Marcos Juárez (Córdoba). También apunta a las responsabilidades del poder económico del agronegocios...



7► El suelo no absorbe el agua

El desmonte y algunos cultivos elevan las napas freáticas: Una decena de provincias con inundaciones y emergencia agropecuaria, pérdidas millonarias y pedidos de ayuda al Estado.  

Esteban Jobbágy, investigador de la Universidad de San Luis y del Conicet, aporta un elemento invisibilizado: la poca capacidad del suelo de absorber agua y su relación con el uso del suelo (modelo de agronegocio mediante). Alerta que –por el avance de algunos cultivos– las napas freáticas suben y las inundaciones son (y serán) cada vez más frecuentes. Otro factor: en Argentina se desmontaron 2,4 millones de hectáreas en los últimos diez años.

“El actual modelo agropecuario produjo que lugares que ya se inundaban ahora lo hagan más seguido, y zonas que no se inundaban, ahora comiencen a hacerlo”, explicó Jobbágy, del Instituto de Matemática Aplicada de la Universidad de San Luis (Imasl), del Grupo de Estudios Ambientales e investigador del Conicet. Hace quince años trabaja sobre la capacidad del suelo de retener agua. Señaló que las inundaciones no dependen sólo de la lluvia, sino también de cuánto absorben los suelos y su directa relación con la capa freática (acumulación de agua subterránea)...








6►  VIENEN POR LOS BOSQUES, VIENEN POR NOSOTROS

El día 8 de junio de 2016, diversos representantes de Organizaciones Ambientalistas que conforman el Espacio Intercuencas, se reunieron en la Cámara de Diputados de la Provincia de Buenos Airess, con una decena de asesores de legisladores pertenecientes a los diferentes bloques político partidarios. Durante la misma solicitaron a los integrantes de la comisión de ambiente de la Cámara baja, quieran tener a bien el considerar los argumentos y fundamentos presentados por el Espacio Intercuencas al tratar el proyecto de Ley A-1/15-16 de ordenamiento territorial de la Ley de Bosques (el cual cuenta con media sanción), porque entienden que atenta contra lo poco que queda de Bosques Nativos en la Provincia de Buenos Aires...



5► Carta de Adolfo Pérez Esquivel

Martes, 20 de Diciembre de 2016

Estimados legisladores

De mi consideración:

En el dìa de la fecha se encuentra en tratamiento el proyecto de ley A 1/ 15-16, que se presenta como una ley de protecciòn de los bosques nativos en la Provincia de Buenos Aires, cuando en realidad facilita la destrucción de los mismos.

Conjuntamente con numerosas organizaciones sociales venimos rechazando la sanción de este proyecto.

El Proyecto propuesto, lejos de proteger los Bosques Nativos, paradójicamente, avala emprendimientos inmobiliarios y extractivos. Si la Legislatura aprueba este Proyecto, el Gobierno Provincial autorizará el inmediato desmonte de miles de hectáreas. Es una vía libre a las empresas privadas para que usen en su propio beneficio los suelos donde se desarrollan los bosques en perjuicio de todos.

Venimos acompañando los reclamos de vecinos y organizaciones sociales para que en cumplimiento de la Ley Nacional 26.331 de Presupuestos Mínimos, se realice un Inventario de Bosques Nativos, exhaustivo y razonable. Sin embargo, vemos como el mapa de Ordenamiento Territorial de Bosques Nativos (OTBN) que debía realizar el organismo de aplicación (OPDS), fue modificado sustantivamente entre el relevamiento presentado en Talleres de análisis del año 2011, hasta el que presentó en 2014 que redujo en un 80% los bosques nativos de la provincia. El OTBN que acompaña el proyecto se omite la existencia de muchos bosques nativos que no figuraban y en otros casos el mapa se ajustó para favorecer emprendimientos de corporaciones inmobiliarias, para la construcción de las denominadas “Ciudades Premium” y multiplicar la presencia de barrios privados, todo un diseño urbanístico favorable a una minoría de la población, cuyas consecuencias hoy se padecen en muchas zonas de la región metropolitana. Cuando han logrado concretarse estas ciudadelas cerradas, lo han hecho destruyendo bosques y humedales, rellenando y elevando terrenos, que al momento de las inundaciones terminaron afectando barrios populares aledaños.(adjunto en anexo algunos datos)

Es decir, el pretendido proyecto de ley de bosques se transformó en una ley de entrega de bosques a empresas privadas para que puedan desmontarlos y urbanizarlos sin problemas...



4► Sin embargo, haciendo caso omiso al clamor ciudadano y los planteos técnicosy científicos, el 21 de diciembre de 2016, El Senado y Cámara de Diputados de la provincia de Buenos Aires sancionan con fuerza de Ley 14.888








3► Veinte años de soja al cuello

... Felipe Solá, secretario de Agricultura de Menem, firmó el expediente de aprobación de la soja transgénica. 

En 2011, un grupo de seis científicos de distintas disciplinas realizó una lectura del informe. Confirmaron que la autorización no contaba con estudios sobre efectos en humanos y ambiente, la información era incompleta y cuestionaron que el Estado argentino no haya realizado investigaciones propias. 

“El expediente de aprobación es, desde el punto de vista científico, tendencioso, arbitrario y poco científico. La mayor parte de los resultados en puntos de extrema importancia como consumo humano, o los tests ecotoxicológicos en ratones, pollos y peces, corresponden a las propias investigaciones de Monsanto. Son juez y parte”, denunció Norma Sánchez, profesora titular de la Facultad de Ciencias Naturales de la Universidad Nacional de la Plata (UNLP) e investigadora independiente del Conicet.

La soja transgénica pasó de seis millones de hectáreas a doce millones (en 2003) y veinte millones (en 2015). Las exportaciones fueron millonarias. El investigador Tomás Palmasino, del Instituto Gino Germani de la UBA, precisó que, entre 2002 y 2013, Argentina exportó 158.000 millones de dólares (en poroto, harina y aceite de soja)...


En la actualidad, de un total aproximado de 60 millones de hectáreas cultivables, se destinan 23 millones para el cultivo de soja.


... La Red de Médicos de Pueblos Fumigados precisó que el uso de agrotóxicos pasó de 30 millones de litros (en 1990) a 300 millones anuales en 2011 (200 millones son glifosato). De dos litros del herbicida glifosato por hectárea se incrementó a entre ocho y doce litros. El Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria, en su reciente publicación “Los plaguicidas agregados al suelo y su destino en el ambiente”, advirtió que los agroquímicos permanecen durante meses en el suelo, afectan cursos de agua, y cuestionan que Argentina es el país con más uso de químicos y menos “eficiente” en la producción de granos. “El actual modelo de agricultura industrial o modelo extractivo ha pretendido que la química (los plaguicidas) controle a la biología, simplificando así la toma de decisiones. Sin embargo, dentro de este modelo, no se ha tenido en cuenta que el uso excesivo de plaguicidas pone en serio riesgo al recurso suelo”, afirmaron los investigadores del INTA.

Andrés Carrasco, científico que en 2009 confirmó los efectos letales del glifosato y luego sufrió un ataque de las corporaciones transgénicas (fallecido en 2014), definió al modelo de agriculturaquímica en Argentina como un “experimento masivo a cielo abierto”.


2►





1► Las inundaciones son consecuencia de la deforestación y del modelo sojero. Estamos en un preocupante contexto de cambio climático y calentamiento global. Ante la abundancia de precipitaciones, si no cambiamos el modelo, vamos a enfrentarnos a episodios cada vez más catastróficos. En las últimas décadas se dio una significativa perdida de bosques en Argentina, Brasil y Paraguay.

Sólo en Argentina en los últimos 25 años se talaron 7,6 millones de hectáreas de bosques. Entre el 2007 y el 2014 se deforestaron más de 2 millones de hectáreas de bosques, mientras la Ley de Bosques sigue sin reglamentarse, ya que 620.000 hectáreas eran de bosques protegidos y fueron arrasadas. En Entre Ríos se deforestaron 85.000 hectáreas de bosques nativos, esponjas naturales de las precipitaciones, y fueron reemplazadas por monocultivo de soja.


0►





lea tambien...


MM CONTRA EL HUMEDAL


VIENEN POR LOS BOSQUES, VIENEN POR NOSOTROS


LA VENECIA TRUCHA EN EL TIGRE


LA LEY DEL EMBUDO AL REVÉS


INUNDACIONES Y PARTICIPACIÓN POPULAR


QUIEREN MATAR A LAGUNA ROCHA


HUMEDALES O PRODUCTIVISMO NEOLIBERAL


INUNDACIONES ACÁ Y ALLÁ


La CONSTITUCIÓN del 49... y las INUNDACIONES


La CONSTITUCIÓN del 49... y la Venta de la CABA


La CONSTITUCIÓN del 49... y la Venta de la CABA (parte II)


LOS VOTOS Y SUS CIRCUNSTANCIAS


OTRO ROBO EN LA CABA: LA AGENCIA DE BIENES DEL ESTADO S.E.


¿POR QUÉ LA INUNDACIÓN?


AMARRAS de GUALEGUAYCHÚ o HUMEDALES






lunes, 21 de agosto de 2017

NO A LAS TORRES EN CATALINAS SUR





«Ante el apuro del Gobierno de la Ciudad por sacar en las proximas semanas una Ley de rezonificacion de los terrenos de Vialidad para levantar torres de entre 20 a 30 pisos y aperturas de calles, se convoca a los vecinos. A la reunión asistirán asesores de distintos bloques opositores para aconsejarnos y juntos pensar estrategia para defender nuestro barrio y calidad de vida».


Hay apuro en Cambiemos. El lunes 7 de agosto de 2017, el Jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, remitió a la Legislatura de la Ciudad el proyecto de ley (Expte. 2237-J-2017) para habilitar la construcción de un emprendimiento inmobiliario de gran envergadura en los terrenos denominados "Catalinas Sur 2".




Estos terrenos están ubicados en el barrio de La Boca: entre las calles Brasil, Caboto, Gualeguay, Arnarldo D´Espósito y la Av. Pedro de Mendoza.






Entre la Agencia de Administración de Bienes del Estado (AABE) y el GCBA se proponen un gran negocio inmobiliario.

Pretenden autorizar la construcción de edificios con una altura de 90 metros, de perímetro libre, sobre la Avenida Brasil y colectora de Autopista, unos 30 pisos, mientras sobre las calles Gualeguay y Caboto serían de 60 metros de altura, unos 20 pisos.





► Sostiene Osvaldo Guerrica Echevarría presidente de la Asociación Amigos del Lago de Palermo...

La Constitución Nacional otorga facultades sólo al Congreso de la Nación para "Disponer del uso y de la enajenación de las tierras de propiedad nacional" (art. 64 - inc. 4º de la Constitución Nacional de 1853 y modificaciones, y art. 75 - inc. 5 de la de 1994).

No obstante, diferentes administraciones nacionales y de la Ciudad han optado por hacerlo a través de Decretos o simples Convenios firmados por Intendentes o Jefes de Gobierno.

Otra vía no constitucional ha sido la de crear organismos como la Comisión de Ventas de Inmuebles Estatales, el ENABIEF y su sucesor el Organismo Nacional de Administración de Bienes -ONABE-, sociedades anónimas como la Corporación Antiguo Puerto Madero -CAPM SA- o, últimamente, la Agencia de Administración de Bienes del Estado -AABE-, a quienes se les transfieren las tierras nacionales y la facultad de enajenarlas.




LEA: Liquidación de tierras públicas nacionales por decreto una "política de Estado" por Osvaldo Guerrica Echevarría



LA LEGISLATURA, COMO SIEMPRE, TRABAJA PARA LAS CORPORACIONES...


Catalinas Sur: El nuevo polo de torres corporativas que diseñan Macri y Larreta

Quieren explotar más de cinco hectáreas ubicadas entre La Boca y el final de Puerto Madero. El gobierno nacional sacará a la venta la última joya del real state porteño. Se trata de un terreno de cinco hectáreas ubicado en el límite de la Boca y Puerto Madero, en donde se busca generar un polo de torres corporativas triple A, que pretende emular en el sur de la ciudad al barrio Catalinas, pero con una mayor conectividad.

Las calles Azopardo, Py y Margall, Gualeguay, la Autopista Buenos Aires- La Plata y la Avenida Brasil delimitan un polígono que en poco tiempo se transformará en la zona más deseada de la Ciudad. La Agencia de Bienes del Estado (AABE), el organismo que administra los inmuebles pertenecientes a la Nación, tiene que realizar estudios catastrales. Pero una vez concluídos los trámites saldrán a la venta...





Silencioso, el Horacio hace su juego maquiavélico. A la sombra de Mauricio Macri y María Eugenia Vidal, el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, pergeña su futuro: el músculo no duerme y la ambición trabaja, siempre trabaja. El alcalde tiene una doble estrategia para dejar su marca en la Ciudad y volver más verosímil su ambición presidencial. Por abajo, cercanía con los vecinos y promover una ciudad peatonal, verde y en la que hasta los perros y los gatos puedan viajar en subte. A nivel macro, planea una decena de megaobras, venta de espacios públicos y la modificación del Código de Planeamiento Urbano, un proyecto sobre el que los grandes desarrolladoras inmobiliarias empezaron a influir.




Desde el año 2007, el PRO gobierna la CABA. Primero Mauricio Macri como jefe de Gobierno, en 2 períodos, y ahora Horacio Rodríguez Larreta. Sus políticas respecto del espacio urbano siempre han sido inconsultas, en desmedro del espacio público, a favor del mercado inmobiliario, junto a una enorme desidia por los problemas de cada barrio de la Ciudad.

◄ Ellos quieren prolongar PUERTO MADERO  hacia el sur, apoderándose de la cuenca del Riachuelo. 

☼ Nosotros proponemos NAVEGABILIDAD del RIACHUELO, actual y futura. 

☼ La conectividad entre la CABA y la provincia de Buenos Aires con PUENTES, DISEÑO Y UBICACIÓN consensuados con los vecinos de las distintas localidades.

☼ VIVIENDA Y HABITAT EN LAS MARGENES, (incluida posible tipología de viviendas)

TURISMO AUTOSUSTENTABLE, CON INCLUSIÓN SOCIAL

☼ REVALORIZACIÓN INDUSTRIAL

TRANSPORTE FLUVIAL MULTIMODAL

☼ PUERTOS COMO NODOS DE TRANSPORTE - TURISTICOS – EDUCATIVOS

☼ PATRIMONIO, RECUPERACIÓN DE EDFICIOS EMBLEMÁTICOS – ARTE URBANO

☼ PROPUESTA DE COMUNICACIÓN ENTRE AMBAS ORILLAS CON ILUMINACIÓN

☼ POSIBLE DESARROLLO INMOBILIARIO, SU UBICACIÓN

Todas las propuestas emergen de las necesidades cotidianas de la población, en el marco del saldo organizaativo y propositivo de las asambleas y organizaciones ciudadanas,con proyectos multidisciplinarios y participativos.




LEA TAMBIÉN...


CASA AMARILLA: ESE OSCURO OBJETO DE DESEO

DEVUELVAN COSTA SALGUERO

La CONSTITUCIÓN del 49... y la Venta de la CABA

LA BOCA: SIGNIFICANTES VACÍOS

¡FUERA POBRES! (300 FAMILIAS DESALOJADAS EN LA BOCA)

DESALOJOS y REPRESIÓN EN LA BOCA

FUEGO EN EL CONVENTILLO, INCENDIO EN LA BOCA

LA USINA DE LAS ARTES y LA EXCLUSIÓN SOCIAL

EL MERCADO VIENE POR LA BOCA

MACRI:  DISTRITO  DE  LAS  ARTES  Y  POBREZA

SOLARES DE SANTA MARÍA S.A., EL NEGOCIO 

TORRES Y NEGOCIOS EN LA CIUDAD DEPORTIVA








domingo, 20 de agosto de 2017

EL TERRENITO DEL PRESIDENTE






DESDE EL PRINCIPIO, HEMOS ANALIZADO LAS CAUSAS DE LA DESAPARICIÓN DE LOS HUMEDALES, DE LAS INUNDACIONES RECURRENTES EN NUESTRO PAÍS, EN LA PROVINCIA DE BUENOS AIRES, EN CADA CIUDAD... SIEMPRE ESTÁN: LA MANO INVISIBLE DEL MERCADO, LA ESPECULACIÓN INMOBILIARIA, LOS GOBIERNOS CON  FUNCIONARIOS, LEGISLADORES Y JUECES CORRUPTOS, LAS CORPORACIONES, LOS EMPRESARIOS INESCRUPULOSOS, EL NEOLIBERALISMO EN EL PODER APROPIÁNDOSE DE LOS ESPACIOS PÚBLICOS Y EL PATRIMONIO CIUDADANO...



La fortuna del presidente Macri decuplica lo que declaró

En su presentación de 2016, Macri denunció bienes por 82,6 millones. Además mantiene un fideicomiso opaco por otros 44 millones. Pero omitió un predio de 32,5 hectáreas en Bella Vista cuya valuación fiscal es de 122 millones, su valor al acto de 477 millones y el de mercado no menos de mil millones. Allí se construyó el barrio cerrado Buenos Aires Village.

Por Horacio Verbitsky

La fortuna del presidente Maurizio Macrì es diez veces lo que declaró bajo juramento y supera con holgura la de todos sus ministros y funcionarios.

Entre sus posesiones en negro, es propietario de 32,5 hectáreas en la zona de barrios cerrados del norte del conurbano bonaerense. Su valuación fiscal es de 122 millones de pesos, su valor al acto de 477 millones de pesos y el de mercado no baja de mil millones, de acuerdo con los precios que piden inmobiliarias de la zona. Sin embargo, no figura en ninguna de las declaraciones de bienes presentada por el mandatario, quien en 2012 negó ser dueño de ese predio. En el Registro de la Propiedad de la Provincia de Buenos Aires fue registrado cuando aún no se había subdividido el Partido de General Sarmiento; hoy corresponde a Bella Vista, partido de San Miguel. Pero ya no es un terreno baldío porque allí se edificó el barrio cerrado Buenos Aires Village, que según su desarrollador inmobiliario comprende 250 unidades de vivienda, de casi mil metros cuadrados de promedio. Uno de esas fracciones se ofrece por 220.000 dólares, que equivalen a 3,9 millones de pesos...


El terreno del presidente Macri donde se construyó un barrio cerrado



... El barrio Buenos Aires Village fue construido por Emprendimientos Inmobiliarios de Interés Común (Eidico, no Emdico), uno de los mayores desarrolladores inmobiliarios del país. Sobre 32,5 hectáreas se levantaron 250 viviendas con una superficie promedio de 915 m2 cada una. Según Eidico, el Village “es vecino del Buenos Aires Golf y comparte su acceso directo por la autopista del Buen Ayre. Cuenta con cancha de fútbol, 4 canchas de tenis, pileta y espacio de juegos para los más chicos. Además, tiene un Club House concesionado que permite disfrutar a los propietarios momentos especiales acompañados de buena comida. Buenos Aires Village tiene doble acceso, lo que permite una mejor circulación interna de vehículos”. 

A principios de esta década el alma mater de Eidico, Jorge O’Reilly Lanusse, contó a la revista de negocios “Reporte Inmobiliario” que en el comienzo de su actividad fue inspirado por su tío materno y actual socio, Patricio Lanusse, quien compró con un grupo de amigos cinco hectáreas en La Horqueta. “Luego le cambiaron la zonificación”. Esta es una de las claves del negocio inmobiliario, de la corrupción municipal y de la dificultad para modificarlo con provecho social...




... Pese a la desmentida de Macrì, cinco años después el predio sigue formando parte de su patrimonio. El 13 de julio de este año Macrì y su hermano Gianfranco inscribieron un trámite de subdivisión de condominio ante el Registro de la Propiedad de la provincia de Buenos Aires. La minuta de inscripción de la partida 36432, que menciona a Macrì como casado en terceras nupcias con Juliana Awada, remite a la parcela 209-d, donde se levanta el Buenos Aires Village. Según la agencia de recaudación bonaerense, ARBA, la valuación fiscal del terreno es de 122.283.646 millones de pesos y el impuesto a pagar el 29 de este mes asciende a 2,4 millones de pesos. El mismo documento señala que la superficie del terreno es de 32,5 hectáreas y que la superficie edificada es de 69990 m2. Estos 122 millones de pesos superan en 50 por ciento los bienes de Macrì contenidos en su última declaración jurada, de 2016, que asciende a 82,6 millones. Si a ello se suman los 44 millones de pesos del fideicomiso ciego en el que dijo haber colocado una parte de sus bienes, el total llega a 126,6 millones, apenas cuatro millones por encima de la valuación fiscal de ese solo terreno. 

La figura del fideicomiso ciego no existe en la legislación argentina y Macrì la invocó como prueba de su voluntad de transparencia para evitar conflictos de intereses, con la misma impresionante técnica de manejo de la información por la cual dijo que volvía a fojas cero la negociación por la deuda del Correo, que sigue sin novedades hasta hoy. En realidad se trata de un fideicomiso opaco, porque no se sabe a ciencia cierta qué contiene. El fideicomiso no es ciego para el presidente sino protegido de la vista de la sociedad, con lo cual el efecto real es opuesto al perseguido. Hace dos meses, la revista Noticias entrevistó a José María Fernández Ferrari, el escribano a cargo del fideicomiso. Su socio, Carlos D’Alessio, renunció como escribano general de la Nación para que Macrì pudiera alegar que no tenía contacto alguno con el administrador de una parte de sus bienes y que no había conflicto de intereses. Esto no excluye una sobreactuación: Fernández Ferrari declaró que él y Macrì firmaron el acuerdo en momentos distintos y que nunca lo conoció. En el mismo artículo, la revista sostiene que los bienes de Macrì que administra Fernández Ferrari son quince pisos de un edificio nuevo en el barrio de La Boca, acciones y campos. La declaración jurada del presidente comprende una propiedad en el Uruguay, legada días antes de la muerte del tío Jorge Blanco Villegas, en abril de 2011; lotes de terreno en Tandil, Pilar, Salta y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires; acciones en las sociedades ECosta SA, Agropecuaria del Guayquiraro, Molino Arrocero Rio Guayquiraro, Yacylec, Maria Amina, y 4 Leguas; y su participación en el Fideicomiso Inmobiliario Caminito. Ninguno de esos bienes tiene relación con el lote en Bella Vista con valuación fiscal de 122 millones de pesos, por lo cual no puede tratarse de los mismos. Además, sólo esas 32,5 hectáreas valen tanto como todos los bienes presidenciales, dentro y fuera del fideicomiso opaco...









LEA TAMBIÉN:


LA VENECIA TRUCHA EN EL TIGRE


LA LEY DEL EMBUDO AL REVÉS


La CONSTITUCIÓN del 49... y las INUNDACIONES


SOLARES DE SANTA MARÍA S.A., EL NEGOCIO


RIACHUELO PARA TODOS O PROYECTOS INMOBILIARIOS


ELSZTAIN y LARRETA HACEN NEGOCIOS


"CAMBIEMOS" BARRIO POBRE X ALTO BARRIO RICO CON YATES


CABA: URBANIZACIÓN O SAQUEO


PROYECTO VIVO
RIACHUELO CORREDOR TURISTICO PRODUCTIVO RIBEREÑO


PROYECTO DE REURBANIZACIÓN PARA EL BARRIO RODRIGO BUENO







Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...